pestañas

23 oct. 2010

Caminando hacia la independecia


Cada vez es mas evidente la necesidad que tiene mi peque de sentirse independiente.


Hoy la novedad era beber agua en un vaso. Si no bebia en el vaso no quería agua. Pero es que encima, no queria seguir con la merienda, solo quería beber en el vaso, y probar, y probar otra vez, y así hasta que te enfadas porque lo quiere coger completamente solo y se lo va a echar todo encima.


Luego con la cena, coger el tenedor y meterselo en la boca, intentar cazar algo en el plato, cogerlo con la mano, tirarlo al suelo, coger algo de tu plato...al final no cena casi nada...y yo termino de los nervios.


Así estamos continuamente, es la eterna pelea, él intenta superar los límites y tu estás todo el día con el "No" en la boca. Me parece hasta raro que mi hijo aprendiera a decir "Sí" antes que "No", con las veces que se lo repito...


Hemos tenido otra riña por salir de la bañera. Está costipado y llevaba rato en la bañera, vamos, que estaba arrugado como una pasa, y no quería salir. Le he dicho de todo, que vamos a cenar, que si quiere pan, jugar con pocoyo, ver los dibujos...nada, nada, que no, que no quería salir del agua, al final le he quitado el agua y no le ha quedado mas remedio que salir...


La paciencia que debes tener es infinita, hay veces que intento llevarle por donde yo quiero sin hacerle llorar, pero otras es imposible. No te queda otra, opino que hay que demostrarles que tú eres quien manda, necesita unos límites y saber que tú se los pones. Eso les da seguridad.

Pero creo que hay que hacerlo sin coartar su libertad, dejandoles probar una y otra vez esa nueva habilidad que han descubierto...que puedan equivocarse, que puedan expermientar, pero siempre con una guía, alguien que les diga lo que está correcto y lo que no.


Es dificil encontrar la justa medida, ¿donde está la autoridad y donde el libertinaje?, ¿estaré mas en un lado que en el otro?.


Intento usar la medida de mi sentido común, de mi instinto, y ser consistente en las normas, para que sean siempre las mismas, no decirle que "no" varias veces si luego voy a ceder, escucharle y hablarle mucho, mucho, mucho.


Algún día me dirá..."mamá dejame en paz". De momento ahí sigo, algo le irá calando digo yo...

4 comentarios:

  1. La verdad es que es dificil, pero hay que marcar unas pautas y crear algo de autoridad, sino hacen lo que quieren o más.

    ResponderEliminar
  2. tienes razon es doficil pero creo que lo estas haciendo muy bien

    ResponderEliminar
  3. Es muy difícil y los enanos siempre te buscan las vueltas. Pero hay que ponerles unos limites porque si no...

    ResponderEliminar
  4. Esta claro que es difícil, el mio sabe que cosas son las que no tiene que hacer pero no me hace ni caso, además cuando le ves que va a hacer algo como darle golpes a la tele, abrir cajones que no debe y cosas así le llamo por su nombre y el ya me dice no no no, pero sigue haciéndolo el jodio

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!