pestañas

17 mar. 2011

Líos con los zapatos

Como estoy con un catarro que no me tengo en pie, y no me deja pensar con claridad, a pesar de que me encantaría exponer mi punto de vista sobre los post de mama sin complejos y mamá contra corriente (no os los podéis perder), voy a dedicarme a algo mas liviano, los zapatos.

Como se ha comentado otras veces en muchos blogs, hay un problema con la diferencia de tallas de un fabricante a otro y te vuelves loca para encontrar ropa que le quede bien del todo. Pues con los zapatos me ha pasado igual. Ahora mismo está usando el número 23 y le queda bastante justo, que no pequeño. Pero como no me gusta que vaya con el pie apretado, pensé que sería mejor mirar un número más. 

El primer problema que encuentras es que parece que el número que buscas ha desaparecido de las tiendas como por arte de magia, el que te gusta no lo tienen nunca, y al final el que tienen es aquel que te cuesta un riñón. Pero como es bueno y lo necesitas te lo llevas, al menos fue mi caso.
Pero andaba yo pensando que no está la economía en casa como para grandes gastos, así que decidí mirar en otras tiendas, como por ejemplo, en Zara. Pues en Zara el número 24 no existe. Sí, no existe. Tienen hasta el número 23 en los modelos de bebés y luego pasa a niño, que los números van de 2 en 2, y tienen el 24/25. El 23 en muchos modelos le quedaba justo, como el que tiene vamos, y el 24/25 le queda enorme, vamos, que es un 25 más bien. Así que si teneis que cambiar al número 24 allí no vayais.

En Zippy sí tienen el 24, pero le queda enorme, y el 23 es el que le va bien, hasta le sobra un poquito. Pero casi todos los modelos son estrechos de caña y...¡llevan cordones! ¿os imaginais ponerle una bota a un niño con cordones? lo intenté, pero abandoné al  medio minuto. Es más facil meter un pulpo en una red que ponerle ese zapato a mi hijo. 

Y ya no miré más, porque ir ahora de tiendas con el peque es un suplicio, y aunque iba con papá terminas roto de tanto correr detrás de él. Y él muy cansado de tanto probarse zapatos.

Así que ,señores fabricantes, ponganse de acuerdo con las tallas, por favor, es algo que demandamos muchas mamis, que no tenemos tiempo ni los niños paciencia para andar con estos líos.

7 comentarios:

  1. Ufff, la de problemas que tengo para encontrar un zapato que me guste. Encima las tallas son como las de la ropa. En fin...

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, a veces es misión imposible encontrar un zapato que te guste y que tengan el número, porque las tallas de unos a otros varian mucho!

    ResponderEliminar
  3. Sabes como me apaño? al final prefiero ir al mediodia sola a comprarles las cosas, se las pruebo en casa y si no he acertado las cambios otro dia. Prefiero hacer dos viajes que ir de compras con mis tortuguitas mayores, porque al final nos llevamos todo lo rosa de las tiendas... y hay mas colores en el mundo!!!

    ResponderEliminar
  4. No me digas eso que yo ya voy por el número 22

    ResponderEliminar
  5. Vaya rollo no?, nosotros todavía no hemos entrado en el mundo de los zapatos porque la gorda va casi siempre descalza pero cuando nos toque me van a ayudar mucho vuestros consejos. Espero que haya suerte y encontreis alguno que os convenza. Besitos y animo guapa, yo tb tengo un trancazo bueno

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que yo con este tema me vuelvo loca, tiemblo cada vez que tengo que ir a comprarle zapatos y eso que ahora ya tiene un número más normalito.

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón del mundo, y al menos tu peque tiene un número normal para su edad, pero el mío con su 26'5 pues encontrar zapatillas sin cordones, bonitas, que no hagan el pie más grande de lo que ya es y encima no cuesten un riñón pues es misión casi imposible.
    A mi para comprarle deportivas me gusta el sport zone, porque está muy bien de precio y sino tiro por merkal calzado o megacalzado que tampoco están mal.

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!