pestañas

25 abr. 2011

Cólicos del lactante: Terapia Craneosacral.

En este enlace podéis leer un artículo sobre los cólicos del lactante por Carlos González. Es la respuesta de a un padre que consulta sobre los llantos desconsolados de su hija de 20 días.En él podemos leer:

“Si quieres decir que tu hija especialmente por las tardes, pide brazos y pecho casi constantemente, y que tenerla en brazos y pasearla arriba y abajo es la única manera de que esté tranquila, y que si la dejas un momento en la cuna se pone a llorar, entonces es totalmente normal. Puedes llamarle cólico o como quieras, pero es normal. Los niños necesitan estar en brazos 24 horas al día, y más aún si han estado ingresados al nacer. Y no hay que buscarle ninguna solución, porque ya está solucionado: en brazos no llora (casi).
Si lo que quieres decir es que, a pesar de estar toda la tarde y casi toda la mañana en brazos, a pesar de dormir con su madre y tomar el pecho a demanda, a pesar de cantarle y acariciarla y pasearla y hacerle cosquillitas en la barriga, se pasa la tarde llorando (no llorar un poco o protestar, todos los niños lloran, sino llorar a todo pulmón durante tres horas de reloj seguidas, sin que nada de lo que hagáis pueda consolarla), entonces sí que le llamo yo “cólico”, y habría que pensar en alergias o en otros problemas.
Pero lo otro es normal, y no hay motivo para pensar en alergias ni en ninguna otra enfermedad. En todo caso, si fuera alergia no sería a la leche de vaca, porque entonces, al tomar biberón se pondría muchísimo peor que al mamar.

La principal causa del “cólico”, del llanto excesivo en la infancia, no es orgánica, sino psicológica. Es la falta de contacto físico, la ausencia de la madre, la soledad, la falta de respuesta a las necesidades. Los pueblos que llevan a los bebés colgados a la espalda todo el día ni siquiera tienen una palabra para hablar del “cólico”.


El peque tuvo cólicos desde su primera semana de vida. Y no eran como indica el doctor, eran por causa orgánica, no psicológica. Creo que deberíamos buscar otra palabra para definir el llanto psicosomático del bebé, porque desde mi punto de vista, el cólico es otra cosa.

Un cólico es un síndrome doloroso caracterizado por dolor abdominal que varía de intensidad en el tiempo, desde muy intenso, opresivo (retortijón), hasta casi desaparecer, para volver a aumentar de intensidad. Suele acompañarse de náuseas, vómitos, despeños diarreicos e inquietud.

Mi peque estiraba y encogia las piernas, tenía la tripa dura, muchos gases, y cuando hacía caca se apaciguaba. Era algo relacionado con las digestiones y no con la falta de apego. El peque hacía sus tomas a demanda, estaba en brazos continuamente (ni siquiera en brazos se apaciguaba su llanto) y dormía conmigo pegado a su teta. No tomaba nada más que teta, así que no relaciono su malestar con ninguna alergia, de hecho ahora toma leche de vaca y no tiene ningún tipo de intolerancia o malestar.

Buscamos la solución en muchos médicos, y todos nos decían que eran cólicos del lactante y que desaparecían a partir de los 3 meses...y todos nos recetaban medicamentos homeopáticos, manzanillas, aerored y similares.

Creedme si os cuento que ver a mi peque llorar tan desesperadamente sin nada que lo calmara era desesperante. Cada toma era una tortura para él, se quedaba dormido para despertar a los diez minutos retorciendose y llorando desesperadamente. Se le juntaba todo, el hambre, con la falta de descanso, y no podíamos hacer nada para ayudarle. Y llevabamos así mes y medio...nos quedaba aún otro mes y medio en las mismas condiciones para ver la luz!! No podíamos comer, dormir, mi marido iba a trabajar totalmente desolado, no sabíamos como calmarle y le veiamos que realmente sufría.

Gracias a los grupos de lactancia me dieron un contacto de un fisioterapeuta especializado en terapia craneosacral aplicada a los cólicos del lactante y coxis desplazados en mujeres después del parto. Está en Talavera de la Reina, y sin ánimo de hacerle publicidad, porque realmente no le hace falta (la consulta estaba llena de bebés), os lo recomiendo sin ninguna duda.

Esto puede parecer magia, pero para nada es así. Hay una explicación médica. Explicado de forma sencilla y en mis propias palabras, sin nada de tecnicismos, hay un nervio que regula varías funciones, entre ellas la forma de tragar, la bilis que segrega el pancreas para ayudar a las digestiones...etc...
Este nervio se encuentra bloqueado, de ahí que desaparezcan los cólicos a partir de los 3 meses, porque al tener mas movilidad en el cuello el nervio se desbloquea solo.

En dos consultas este fisioterapeuta terminó con los cólicos, desaparecieron, fue algo increible y muy tranquilizador. Siguieron los llantos aislados, pero eran diferentes y por causas mas determinadas y concretas.

Recuerdo que leí en muchos sitios, incluido el libro de Carlos González "un regalo para toda la vida", que los cólicos no existían, que era por la falta de contacto con la madre, por las tomas, por una sobrexposición al ruido, a la luz, al exceso de estímulos. Nada de eso se daba en mi caso, y no había ninguna otra causa física, o los doctores no fueron capaces de encontrarla. Sin embargo la había, era algo transitorio, porque se habría pasado igualmente, pero no sé si habríamos superado 3 meses o más en esas condiciones (supongo que sí, el ser humano lleva sus límites mas allá de lo que pensamos).

También dice Carlos González en su respuesta que en otros países donde llevan a los bebés colgados a la espalda no se dan estos "cólicos". Quizás debemos pensar que la razón por la que no los hay es porque hay partos mucho menos medicalizados e instrumentalizados que en los países desarrollados, y por lo tanto son menos traumáticos. Un parto muy largo, con monitores internos, oxitocina, muchas horas empujando (6 horas) y el niño esforzandose por poder salir sin conseguirlo, puede conllevar un bloqueo de este nervio y por tanto estos episodios de llanto incontrolado.

En mi caso todo el puzzle encaja. Supongo que hay millones de casos diferentes, aunque me gustaría saber si las que habéis sufrido los cólicos coincidis conmigo en las causas, en los sintomas y en las soluciones.


13 comentarios:

  1. Realmente, como dices, ver a tu hijo llorar desconsoladamente es un horror. Yo no sufrí los cólicos o como le quieran llamar pero creo que hiciste bien en no conformarte viendo a tu bebé llorar.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena información. Nosotros no tuvimos los cólicos, pero me parece muy bien lo que hiciste para no ver llorar a tu bebé a todas horas... Probaste y te funcionó...¡genial! Un besico.

    ResponderEliminar
  3. Mi hijo tiene gases y no creo en lo que dice Carlos González. Mi hijo está mamando y se retuerce y, sin embargo, no tiene períodos de lloro, sino que está tanto de día como de noche retorciéndose y haciendo fuerza. Yo no sé si tiene algún tipo de alergia o de intolerancia, pero no lo descarto. Creo que también puede ser debido a la inmadurez del sistema digestivo y como tú bien dices, quizá del neuronal.

    ResponderEliminar
  4. Buena información, yo tuve la suerte que ninguna de las tres tuvo gases, pero vi a mi pobre cuñada despierta tres meses, era horrible.Besos

    ResponderEliminar
  5. Uff yo los sufrí kon el mayor y no lo kiero ni recordar... k angustia por dios :D

    ResponderEliminar
  6. Que te voy a contar yo que también sufrimos de cólicos, y al igual que tu una fisioterapeuta fue nuestra salvación

    ResponderEliminar
  7. Julito tb los sufrió y era horrible. Probamos de todo, quizás lo q mas ayudo fue el cambio del biberón, pero nunca desaparecieron del todo.
    Tomo nota de este post q me parece de una gran ayuda x si algún DIA tengo otro hijo y sufre de cólicos.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Nunca se me hubiera ocurrido pensar lo del fisio pero mal no nos hubiera venido, porque ojito cómo lo pasamos con los gases. Yo tampoco creo nada en esas teorías del apego, qué quieres que te diga... me parecen excusas para no entrar a resolver un problema que realmente existe. Es estupendo que hayas contado tu experiencia, muy útil.

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante tu experiencia, y coincide en muchas cosas con lo que le pasaba a mi hijo, que estuvo fatal de los cólicos hasta que cumplió los tres meses. Nosotros le poníamos paños calentitos en la tripa y le calmaba bastante, pero lo pasamos fatal al principio de verlo llorar y retorcerse sin saber qué tenía. Ese nervio del qué comentas, en qué parte del cuerpo está? Si yo hubiera sabido lo de ese fisioterapeuta lo habría llevado sin pensérmelo dos veces, porque es una pesadilla lo de los cólicos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Ya veo que no soy la única, es una pena que no se estudien mucho mas los casos y que los médicos de cabecera no recomienden estos tratamientos, que realmente funcionan.

    Adry, ese nervio está en la nuca mas o menos...no sabria decirte el lugar exacto pero en esa zona.

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que los cólicos no son una leyenda urbana, que sí existen y que no es por falta de mimos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Supermamá.
    Te doy toda la razón en que el Dr. Carlos González no resuelve el problema del cólico real, ese que hace que los bebés se retuerzan de dolor y angustie tanto a los padres. Me alegro mucho de que tú encontraras una solución, y que estuvieras decidida a no conformarte con el "ya se le pasará a los 3 meses" y siguieras buscando.
    Pero para ser justos, CG no dice que el cólico no exista, sino que hay que distinguir entre el "cólico", que es el llanto que se consigue prevenir con un mayor contacto físico, según demuestra un estudio realizado en Canadá y que cita en "Un regalo para toda la vida", y el cólico verdadero que no tiene nada que ver y puede deberse a alergias u otros problemas, como dice en el texto del post "...Si lo que quieres decir es que, a pesar de estar toda la tarde y casi toda la mañana en brazos, a pesar de dormir con su madre y tomar el pecho a demanda, a pesar de cantarle y acariciarla y pasearla y hacerle cosquillitas en la barriga, se pasa la tarde llorando (no llorar un poco o protestar, todos los niños lloran, sino llorar a todo pulmón durante tres horas de reloj seguidas, sin que nada de lo que hagáis pueda consolarla), entonces sí que le llamo yo “cólico”, y habría que pensar en alergias o en otros problemas". A este último no le da solución, como dije al principio, pero es que probablemente la mayoría de las veces se trate del primer caso, y la aportación que él hace (o al menos es la que a mí me llegó) es intentar desmitificar la idea de que coger a los niños o hacerles caso cuando lloran (siempre que no sea por hambre, pañal mojado, frío, etc.) es malcriarlos. Al menos creo que se refiere a esto cuando dice "La principal causa del “cólico”, del llanto excesivo en la infancia, no es orgánica, sino psicológica".La principal, no la única. Por supuesto que el cólico existe, pero parece que lo más sencillo es primero descartar que sea psicológico, intentar tenerlos más tiempo en contacto con nosotros, sin miedo a malcriarlos, y a partir de ahí buscar otras soluciones, que seguro son más complejas.
    Me ha parecido muy interesante la explicación del fisioterapeuta y la terapia craneosacral.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. He leído tu historia, y parece que has descrito la mía. Es exactamente igual, y es muy doloroso ver llorar al bebe en esos momentos.... Por eso he decidido ir a ese especialista, de echo vamos de camino. Vivimos en Murcia y no me importa el viaje, excepto por mi hijo, que no se como lo llevara, siendo tan pequeñín y tantos kilómetros..... Ya os contare como nos ha ido.

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!