pestañas

27 abr. 2011

Niños estresados

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina, apenas un mes y medio y los niños no tienen que ir al colegio. Sin embargo, la mayoría de los padres tienen que buscar un sitio donde dejar a sus hijos para poder ir a trabajar. Acuden a campamentos de verano, actividades deportivas, escuelas infantiles...ya no van a estudiar, van a jugar, pero tienen que seguir madrugando, con su rutina diaria,  tienen que seguir cumpliendo con unas obligaciones.

Recuerdo las vacaciones de verano de mi infancia como un tiempo para descansar, para dormir hasta tarde, ir a la piscina, jugar con los amigos en la calle, no había nada impuesto, los relojes no se miraban, y mas o menos hacía lo que me apetecía. 
Y eso es lo que creo que deben hacer los niños, jugar y disfrutar del tiempo libre, dejar las obligaciones para el invierno, cuando no queda mas remedio porque tienen que ir al colegio a aprender.
Entiendo que las cosas no son así, y que por los trabajos y las pocas facilidades que tenemos los padres para la tan deseada conciliación, hace que los niños vivan en un permanente estres. 

Nosotros necesitamos descansar, a cuantos nos gustaría tener tres meses de vacaciones al año, ¿verdad? pues ellos igual, o quizás más, porque son niños.

Y esto ocurre en verano,  en invierno tanto de lo mismo o más. Después de las horas de clase, tienen que ir a actividades extraescolares...¡todos los días de la semana! porque muchos padres no están fuera de sus trabajos a la hora de recogerles en el colegio. Inglés, karate, natación, psicomotricidad, Chino...le apuntas a todo lo que haya, le guste o no, porque tiene que estar en algún sitio...
Creo que las actividades extraescolares son un buen complemento a la formación, pero siempre que sea algo que le guste y no por obligación, y menos todos los días de la semana...creo que es excesivo, y los niños terminan muy cansados y muy hartos de todo...

Las cosas tienen que cambiar, deberían cambiar...sobre todo por ellos...


9 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo también recuerdo mis vacaciones de la infancia como momentos de diversión pero también de descanso. Ahora parece que si los niños no hacen veinte actividades no son felices.

    ResponderEliminar
  2. A mi las actividades extraescolares me chirrían muchísimo. Alguna, siempre que le guste al niño, vaya. Pero es que hay muchos niños con una agenda que ni un ministro!!!.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo.
    Este septiembre Julito empieza el colé, tendré q reducirme mas la jornada para llegar a tiempo de recogerle. Mientras pueda evitarlo no le apuntare a ninguna actividad a menos q el quiera. Aun con todo, Julito pasara en el colé 8 horas. Un porrón de horas.

    ResponderEliminar
  4. Aqui lo llevamos todo más relajado, como antiguamente ;D

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, las vacaciones nuestras no eran ni de lejos como las de nuestros hijos... pero la vida era tan diferente entonces...

    De todos modos, con buena intención de los padres y reducción de horarios (que también es apretarse el cinturón), no se estresan...

    Las mías están en colonia o guarde de 9 a 15 h. y aprovechan la tarde para descansar... y la mayor sólo hace de extraescolar gym rítmica porque le encanta!! tan pequeña tampoco la apuntaría a nada de hincar codos...

    Es más duro el "y ahora dónde las dejo...", o tenerlos de casa en casa... a mí eso personalmente no me gusta...

    Fíjate que si puedo vienen mis padres a casa a estar con ellas, para no moverlas de su ambiente, sus juguetes y su parque...

    Besicos!!!

    ResponderEliminar
  6. Los míos sólo acuden por la tarde a deporte: futbol o baloncesto, un par de días a la semana, y eso el mayor, el segundo sólo tiene deporte 1 día a la semana. Nada de inglés, ni nada de nada. Tienen edad de jugar.
    En verano si tienen cole de verano en julio, y en agosto vacaciones "a la antigua": playa o piscina, siesta, leer,.. y horas muertas sin hacer nada especial,... sólo crecer jaja.
    Creo que ellos agradecen las actividades de julio, porque de otra forma creo que acabarían aburriéndose.. y en septiembre deseando volver al cole!!!

    ResponderEliminar
  7. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo también recuerdo las vacaciones como una época de relax, dormir hasta tarde, piscina, siestas, cenar bocadillos en la calle con los amigos... Yo tb pienso que las cosas deberían cambiar, de momento, yo intentare hacerlas de otra forma con mis hijos... Un besito, me ha gustado mucho la entrada

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, pero en esta sociedad que estamos es cuestión de plantarse porque si te dejas llevar es así...¡Tienen que aprender todo y cuanto antes que sino los demás los adelantan! Pero qué carajo, ¿y dónde queda la etapa libre y feliz de la infancia? Hay que dejarla disfrutar, siempre pensando en el futuro... Gracias por hacernos reflexionar!

    ResponderEliminar
  9. Yo también estoy de acuerdo contigo pero ahora mismo la única forma de que se críen como antes es con uno de los padres en casa, vamos igual que antes.

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!