pestañas

3 abr. 2011

¿Se puede llevar la misma vida?

Un niño te cambia la vida, la transforma de arriba a abajo. En mi caso para bien. Pero creo que hay muchas parejas que piensan que su vida, después de tener un hijo, debe permanecer igual. Quieren tener el mismo tiempo libre para hacer deporte, para salir con sus amigos a cenar, para ir a la peluquería, al gimnasio, salir de viaje...y aunque todo va poco a poco volviendo a la normalidad, ya nada es igual.

Creo que para ser feliz con la maternidad o la paternidad hay que ser consciente de que tienes que renunciar a ciertas cosas y llenarlas con otras. Redecorar tu vida. Quitar unas piezas del puzzle y poner otras que también encajan aunque son distintas.

Si intentaramos llevar la misma vida de antes, muchas veces estaremos obligando al niñ@ a hacer cosas que no le corresponden. Siento si alguien se ofende, pero me horroriza ver las terrazas en verano llenas de bebés a altas horas de la noche. Y no os digo nada en los restaurantes. Un bebé tiene que dormir en su cuna, en silencio, respetando sus horarios. Y si preguntas a esos padres porqué lo hacen se justifican diciendo "tiene que acostumbrarse a todo". Desde mi punto de vista tienen mucho tiempo para acostumbrarse a salir, a viajar, a cenar fuera...y nosotros ya somos adultos y podemos aguantarnos un verano sin salir hasta las tantas.

Y luego estan aquellos padres o madres que quieren seguir haciendo lo mismo que hacían antes, pero como el tiempo no da más de sí, dejan de lado el tiempo que atienden a sus hijos, cargando a la otra parte de la pareja de todo el trabajo. Todo esto pasa factura, y creo que es la razón de muchos de los divorcios y separaciones de hoy en día.

Si intentamos que nuestra vida sea como antes y no lo conseguimos, seguramente nos sentiremos frustrados,  y no vamos a disfrutar de lo que tenemos.

Eso no quiere decir que no necesitemos tiempo para nosotros, creo que es necesario que nos liberemos de vez en cuando, que tengamos alguna actividad que nos ayude a despejarnos, pero respetando los ritmos y las atenciones que requieren nuestros hijos.  Al menos durante sus primeros años de vida.

Además, tarde o temprano nuestros peques se harán mayores y nos dejarán mucho tiempo libre...siempre podremos ir a los viajes que organice el Imserso, si es que para entonces aún existe!

11 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, pienso que la maternidad hace que cambies tu forma de vida; nosotros nos adaptamos al ritmo del peque y nunca lo hemos dejado con nadie para irnos por ahí, pero no nos supone ningún trauma, realmente estamos encantados de poder estar todo el tiempo con él, disfrutando día a día. Nuestro hijo ahora mismo es la prioridad para todo, yo lo tengo claro. Supongo que habrá gente que necesitará otras cosas, nosotros no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Cuando yo siempre defiendo que hay que adaptarse a los ritmos de los niños y que no se pueden hacer todas las mismas cosas que antes de tenerlos, muchas personas levantan la ceja y esbozan una media sonrisa. Parece que me estén llamando "pringadilla" o algo así. Algunas de estas personas, ahora tienen hijos. Ya no levantan la ceja. Se han tenido que acabar adaptando al ritmo de los niños.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo. Nunca he pagado un canguro aunque sí que hemos salido a comer los tres(no a cenar) y tampoco ha pasado nada, es cuestión de sentido común. De lo que era viajar ya ni me acuerdo, pero espero poder volverlo a hacer antes de que tenga que apuntarme al Inserso... por favor...

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo. Mosotros hemos cambiado totalmente nuestro dia a dia, nuestros fines de semana y nuestra forma de salir. Estamos pasando una época difícil con tema amigos porque al ser los primeros en tener un bebe, nos entienden regular y aunque te intentas adaptar a los planes que puedes ir te sientes un poco fuera de lugar... Tenía pensado escribir una entrada sobre ello esta semana y tu post me sirve mucho, gracias. Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Mi vida ha cambiado mucho aunque no radicalmente, ya antes de tener a nuestro hijo éramos personas tranquilas, que nos gustaban los viajes campestres y relajados, no trasnochábamos. Llevábamos una vida bastante relajadita vaya. Es cierto que ahora no salimos como antes, no nos atrevemos a viajar a muchos sitios, preferimos lugares conocidos que el niño adora y demás, pero chica, tan agusto estamos, esa es la verdad.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo. Hoy día son muchos los padres que dicen que son sus hijos los que deben adaptarse a ellos. A mi me parece acojonante tanto egoísmo. Y perdón por el palabro.

    Yo reconozco que me ha cambiado poco la vida, no se han alterado mucho mis planes. Pero aunque sí que he tenido que adaptar horarios a las necesidades de descanso de mi hijo, lo hago con mucho gusto.

    En fin...

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón. Hay gente que cuando tiene un niño echa de menos lo que ha "perdido", en lugar de darse cuenta de lo que ha "ganado". Yo estoy encantada con mis tres tortuguitas, en cambio al padre de mis criaturas le quita demasiado tiempo....cada vez es mas independiente...

    ResponderEliminar
  8. Pienso que no se puede llevar la misma vida, al menos cuando son pequeños, desde que van algo más grandes y se entretienen solos, hacen sus cosas y juegan solos, pues puedes ir volviendo a cosas que hacías antes de, pero pienso que llevar la misma vida no, para nada.

    ResponderEliminar
  9. Pues estoy totalmente de acuerdo contigo, nosotros antes de tener al peque no salíamos mucho, ni tampoco hacíamos muchos viajes con lo que en ese aspecto tampoco nos ha cambiado tanto la vida, pero sí nos ha cambiado a la hora de organizarnos en casa, y la verdad es que para mí al principio fue bastante difícil, lo de adaptarme a los ritmos del niño.

    ResponderEliminar
  10. Si te cmabia la vida y tienes que modificarla entorno a él. Mi marido usa una frase mucho que es "ahora manda el niño" en el sentido de que hay que respetar sus horarios, estar ahi para jugar con él, darle cariño...
    Hay gente que piensa que los hijos se crían solos

    ResponderEliminar
  11. Yo también estoy de acuerdo contigo. Somos nosotros los que tenemos que amoldarnos a nuestros hijos y no ellos a nosotros.

    Yo lo vi en una pareja hace tiempo y el pobre niño no paraba de llorar, lo pasé fatal y ella se preguntaba por qué mi hija era más tranquila. En fin...

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!