pestañas

26 feb. 2011

Cambios en el cebrero después del parto

Hace unos meses leí en Bebés y Más que el cerebro de la madre crecía después del parto. Exactamente decía esto:

"Las regiones del cerebro que más crecen son las relacionadas con la motivación (hipotálamo), el procesamiento de la recompensa y la emoción (sustancia negra y amígdala), los sentidos (el lóbulo parietal) y el razonamiento y el juicio (corteza prefrontal).

Así lo ha demostrado un estudio del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos después de escanear el cerebro de 19 mujeres después de dar a luz. Notaron que el volumen de materia gris aumentó en una cantidad pequeña pero significativa en diversas partes del cerebro.
Asimismo, las madres que hablaban de sus bebés con mayor entusiasmo y se mostraban más involucradas en su nuevo rol protector eran más propensas a mostrar un mayor desarrollo cerebral.
Se cree que el crecimiento que experimenta el cerebro de la madre está relacionado con el aumento de estrógeno, oxitocina y prolactina que se produce después del parto. Estas hormonas son esenciales para favorecer el vínculo afectivo con el bebé, y al ponerse en marcha provocarían cambios estructurales en la masa cerebral."


En mi caso he podido comprobar que esto es así. Hace unoos años no habría tenido la motivación suficiente para ponerme a estudiar una oposición. Soy más positiva, tengo una paciencia infinita y una constancia que antes no existía. Mi hijo me ha enseñado lo que puedo llegar a sacrificarme por otra persona, pasar horas sin hacer nada, solo sentada dandole el pecho. Antes me habría subido por las paredes, porque soy un culo inquieto,"puro nervio" como me dice mi madre.

He descubierto que soy capaz de alcanzar una meta, de superar obstáculos, que quizás en otro momento habría abandonado mucho antes. 

La capacidad de amar también aumenta, y es cierto que nada más dar a luz, al menos en mi caso fue así, sientes un amor infinito hacía tu bebe, tu marido, que ha ayudado a que una personita esté contigo, es un amor que incluso te da miedo, porque le ves tan pequeño, tan fragil, y que depende de tí.

Es incluso otra paso más en la madurez, en el crecimiento como persona. Tienes que criar y educar a un niño, esto exije sacrificios, pensar las cosas mil veces antes de hacerlas, intentar hacer lo que consideras correcto y hacer que tu personalidad sea mas fuerte, para así hacer frente a todas las criticas que puedas recibir, que no serán pocas.

Me sentí completamente identificada con el artículo. ¿Vosotras habéis notado alguno de estos cambios u otros que sean parecidos?

8 comentarios:

  1. Yo he notado sobre todo la paciencia y el ser capaz de estar durmiendo con todos mis sentidos alerta, despertándome casi un segundo antes de que ella empiece a llorar.
    (Te he dejado un comentario en tu anterior post diciéndote que tienes un premio en mi blog).

    ResponderEliminar
  2. Bueno sí es cierto que si antes era multitarea, ahora lo soy mucho más. Mi capacidad de concentración es mayor, a pesar de lo haya a mi alrededor (niño saltando, hablando gritando, viendo dibus). La paciencia, aunque aún tengo mis momentos, ha mejorado considerablemente. La alerta mientras duermo, tremenda!! Solo necesito que diga un "mamá" bajito para saltar como un resorte. Mi motivación, uf! como nunca. Será que soy madre, será que mi cerebro ha cambiado, será que yo entera he cambiado,....

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no sé, pero creo que más que aumentar a disminuido o al menos se ha modificado, porque si ahora soy capaz de estar alerta y al menor ruido despertarme para ver si le pasa algo al peque, pero por otro lado se me olvidan muchas cosas, desde que di a luz apenas soy capaz de recordar los nombres de gente a quien conocía y yo tenía una memoria buenísima.

    ResponderEliminar
  4. Pues fíjate que nunca me habría planteado que pudiera existir una explicación científica que cosas como estas, que yo noto muchísimo. Aunque te diré que mi capacidad de concentración ha disminuido bastante, sigo teniendo la cabeza como cuando estaba embarazada jajaja

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, lo que dice Mis chicos y yo... Eso que cuentas también me pasa a mi y ¿sabes por qué creo que es?. Porque ahora te han dejado de interesar un montón de cosas en las que antes gastabas un montón de espacio y energía en el cerebro. Yo ahora voy a lo que me importa y lo demás soy incapaz de interesarme por ello o retenerlo.

    ResponderEliminar
  6. Yo también fuí estudiante dos años después de dar a luz a mi primera niña y lo que estaba es más centrada, como mas responsable, no que tuviera más inteligencia o que fuera más lista por ser madre. Yo creo que es que te responsabilizas más de tus cosas, y aprendes a racionar el tiempo

    ResponderEliminar
  7. Yo desde que di a luz tengo muchísima mas paciencia, tolero mejor el cansancio, con apenas 5 horas de sueño consigo estar bien, tengo mucha mas sensibilidad y disfruto mas de la vida... Así que creo que mi cerebro cuadriculado de ciencias también ha cambiado jejeje. Un besito

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!