pestañas

10 jul. 2011

Últimamente esto va de médicos...

El viernes tuvimos la cita con el traumatólogo. Pedimos cita en uno de los doctores que pasa consulta en el Hospital Niño Jesús, ya que por la tarde pasa consulta privada en otro hospital. Llegamos y había muchísima gente. Pero todos entraban y salían muy rápido. Luego nos enteramos de que era porque les mandaban a rayos.

Había otros niños en la sala de espera, algunos de la edad del mío, y se estaban quietos en su silla. Sin embargo el peque no paraba de subirse y bajarse, coger las revistas...Nos llevamos un puzzle pero no le hizo ni caso, le gustaba más experimentar con lo que había a su alrededor. Es muy muy nervioso comparado con los demás niños que allí había.

Entramos en la consulta y nos recibió con un montón de preguntas muy rápidas. Cuando nació, si había tenido alguna intervención quirúrgica, alergias...etc. Después de contestar rápidamente mientras el peque corría a tocarlo todo, nos preguntó el motivo de la consulta. Le contamos lo de las puntillas, las múltiples caídas sin nada con lo que tropezarse, (sólo sus propios pies y piernas,) la forma de sus pies (tiene mucho puente según nosotros, como su padre), nos dijo que andara un poco.

¿Y que hacen todos los niños cuando vas a la consulta por algo que te preocupa? hacerlo todo bien. El peque se puso a andar perfectamentte, marcando muy bien su talón en el suelo. Nos dejó fatal. Seguimos hablando y como el peque se quedó un poco a su aire, volvió de nuevo a sus puntillas. ´

Le subió a la camilla y le hizo unos movimientos, entre ellos nos recalcó que el talón tenía una torsión de más de 90º y que por ese motivo no debíamos preocuparnos. Nos dijo que fisiológico no era. Según él es raro que de andar de puntillas pueda producirse un acortamiento del talón de aquiles, así que tampoco le machacaramos constantemente corrigiendole (cosa que no hacemos porque no sirve de nada la verdad, a los dos segundos vuelve a hacerlo).

El diagnóstico es que es una costumbre o manía que ha cogido y que debería quitarse con el tiempo. Revisión a los 6 meses.

Nos recalcó mucho que usaramos zapatos normales, cosa que estamos haciendo, además de lo que creemos que son buenas marcas. Lo que vamos a hacer a partir de ahora, y esto ya es por nuestra cuenta, es ponerle zapatos para estar en casa, porque las zapatillas de estar en casa que había usado hasta ahora tienen la suela muy blandita, y le cuesta muy poco ponerse de puntillas, lo cual ayuda a que siga teniendo la costumbre,

Al menos son muy buenas noticias, con lo que lo necesitabamos esta semana...

11 comentarios:

  1. Bien! Me alegro mucho, ya veras como se le va pasando. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Pues sí q son muy buenas noticias!!! Me alegro mucho

    ResponderEliminar
  3. Bien!!! Me alegro mucho!! Ahora a esperar a q vaya superando la mania

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que no fuera nada, creo que ya te había comentado en su momento que aqí conozco a unas gemelas y a otro niño que andaban en puntillas y se les fué pasando la costumbre...besos

    ResponderEliminar
  5. Me alegro muchísimo, que la semana la habéis tenido movidita. Ahora paciencia y calma.... todo se irá corrigiendo. Un besico.

    ResponderEliminar
  6. Buenas noticias, sí. Me alegro de que sólo sea una manía, aunque pueda ser difícil de quitar.

    ResponderEliminar
  7. Mi hijo mayor estuvo andando de puntillas casi hasta los tres años. Lo hacía por constumbre, podía andar correctamente, pero se ve que le gustaba más de puntillas. Al cumplir los tres años se le fué esta manía y anda normal. Eso sí, en lo se caía más de lo normal, corría, trepaba y todo lo habitual que hacen los niños.

    Saludos
    Ana

    ResponderEliminar
  8. Hola Supermamá,

    Hemos mencionado tu entrada en nuestro respaso semanal de blogs de papás y mamás en Bebés y más.
    Nos leemos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Me alegro mucho de que no sea nada, lo de caerse por cualquier cosa, al mío también le pasa yo le he notado que cuando los zapatos le van quedando justitos se cae mucho más, supongo que porque encogerá más los pies, pero vamos cuando le quedan bien también se cae menos pero no hay día que no se caiga.

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que al final sea sólo cuestión de tiempo para que abandone ese hábito.

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!