pestañas

12 oct. 2011

Rabietas varias

Hace mes y medio que empezamos con la guarde y ya hemos podido comprobar lo que muchos padres y madres nos decían...se ponen malitos muchas veces! yo me pregunto, como puede ser posible que los virus se propaguen tan rápido y tengan tanta fuerza que hasta nos contagiemos nosotros.

Empezamos con un pequeño resfriado, que no se iba nunca, y ha ido dejenerando la cosa en otro resfriado, con mucha tos, muchísima, nunca le había visto así, y hemos terminado con principio de otitis.

El peque está cansado, se le nota, y no hay día en el que no tengamos la correspondiente rabieta. Unas son mas fuertes y otras mas débiles, por no querer vestirse, porque quiere el trozo de galleta que te acabas de comer, porque no quiere dormir, en fin, millones de razones, que para mi son superflúas, pero para él las mas importantes del mundo.

El otro día, entro en cólera porque quería tomarse una medicina. Ya se había tomado la que le correspondía, pero quería más. Que sí, que no, que sí, que no...total, que al final se conformó con una jeringa con agua, que echó en un vasito y se lo tomó más contento que unas pascuas. Parece fácil, pero hasta que entra en razón, te las ves y de las deseas.

Hay veces que da una pena tremenda y otras quieres tirarte por el balcón. Por ejemplo, el otro día quería ir a casa de una amiga, a las 8 de la tarde, cuando ya nos veníamos para casa. Colgado del manillar del la puerta, totalmente poseido por la idea. Imposible hacerle cambiar de parecer. Que penita me daba, porque hay veces que tienen ese llanto que se une con suspiros, y ese hipo tan angustioso, ves que están sufriendo de verdad, pero no puedes hacer nada. No puedes darle lo que quiere. Al final se convenció jugando con un juguete con el que estuvo jugando con ella un día que se quedó a cuidarle en casa.

Es una etapa muy dura, pero a la vez aprendes a tener una paciencia infinita, a entender como una cosa tan pequeña va teniendo su carácter y sus ideas, que el sueño y la comida hay que respetarlos para que la cosa no se desmadre, y que en casa es mejor ceder en las cosas que no son importantes.




7 comentarios:

  1. Es que hay momentos en que la cosas se pone muy complicada,.... una de las cosas que he aprendido de la maternidad es a tener paciencia (y eso que me gustaría tener mucha más de la que tengo).

    Ya sabes Xistina, son etapas...

    ResponderEliminar
  2. Buf, yo estoy intentando aumentar mi paciencia, antes de tener al pequeñajo tenia 0,0 pero hay veces que es muy muy dificil. Yo no sé que pasa con la guarde pero el mio igual, fue empezar este año, y eso que el pasado ya iba, y ponerse malito y empezar con las rabietas por las tardes.

    ResponderEliminar
  3. Nos está empezando a pasar lo mismo, yo que pensaba que lo de los 2 años era un mito...
    Estamos en ello, a veces Jekill, a veces Hyde.
    Dices paciencia y que aprendes a tenerla infinita...
    Debo ser lo peor, porque me sobrepasa a veces y ni paciencia ni nada. Delante de él estoy calmada pero por dentro estoy más cabreada que una mona... Cómo se consigue?

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo... y también es importante que nosotras tengamos nuestros ratitos de descanso, para que esa paciencia la tengamos al 100%! Yo lo noto mucho, si estoy bien tengo toda la paciencia del mundo, pero como sea uno de esos días en los que estás agotada... uff, me agota mucho más!!! Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ufff bendita etapa, no? Pues lo estais haciendo muy bien, claro que sí¡¡ Pues seguro que irá a mejor con el tiempo. El apoyo es fundamental, así que a los papis, y a tí misma os tenéis que mimar ahora en exceso pues todos soportais muchas presiones. Y así saltará menos vuestro caracter y tendreis mas paciencia. Y, el nene está reclamando su espacio de esas maneras, pues dale más responsabilidad en las cosas pequeñas en casa. Está empezando a sentir lo que es la sociedad, con sus amigos diminutos, y eso le hace experimentar muchas cuestiones que le dan conflictos consigo mismo. Así que no haya nada mejor que regalarle momentos de atención plena y responabilidad que alimenta ego y espíritu, jeje. Y así irá gestionando más esos borbotones de energía. Animo¡¡

    ResponderEliminar
  6. Si te cuento la tarde que tuve ayer con las dos peques te mueres!!...acabaron con mi paciencia y mira que tengo mucha!

    ResponderEliminar
  7. por cierto, que se mejore, por aqui también andamos con mocos y catarros..

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!