pestañas

5 jun. 2012

Si no lo veo no me lo creo

Si ayer os escribía una entrada sobre los miedos y lo mal que lo estabamos pasando por las noches, me imagino que no os vais a creer lo que ahora voy a contaros. Yo aún me estoy sorprendiendo.

Hace unos días, el peque cumplió 3 añitos. Creo que no era muy consciente de lo que significaba que fuera su cumpleaños hasta que se lo encontró aquel día en todos lados. Quizás fue todos los mensajes que recibió aquel día de "3 años, que mayor" o que estaba preparado para intentarlo, pero llegó la noche y probé, sin presiones, y le pregunté:

mamá: "¿Quieres dormir sólo mientras mamá vigila en el pasillo? "

peque: "Vale, pero con música." (en el cole, en la siesta, les ponen música para dormir)

El intercomunicador tiene unas nanas, y se las puse. Me llamó varias veces, pero sin llorar, que le tapase, que le diese agua, que si estaba vigilando...pero...se quedó dormido!!!

Al día siguiente, en la siesta, lo intentamos de nuevo, y se tiró una hora para dormir, eso sí, sin llorar, pero jugando, dando vueltas, y pidiendo agua, que si estaba en el pasillo...comprobaciones...pero se volvió a dormir...

Y así hasta hoy!! Alguna noche me pregunta..."mamá, ¿hoy duermo solito?" y le digo, claro, ¿quieres con música?, y me dice "vale", tan contento de ser mayor...le falta decir "estoy orgulloso de mi mismo".

En el cole le pedí a la profesora que lo contara delante de todos los compañeros para reforzar la idea de lo bien que lo está haciendo, y que es lo que tienen que hacer los niños grandes como él, aparte de montar en bicicleta (el regalo estrella del cumple) y jugar con juguetes de mayores....

¿Y los miedos??

Pues no lo sé donde están...por si acaso no se lo voy a recordar, aunque me pide mucho que le vigile que no entre nadie, y cada vez que me llama le ayudo a confiar que va a ser así, mientras que yo este aqui no entra ni perry..."¿perry?" me dice el pobre, y se parte de risa...

Así que querido "Stivill", quien me iba a decir a mi que mi hijo, que lleva durmiendo con su padre o conmigo 3 años, cogiendo nuestra mano,  con caricias, canciones, historias, cuentos...iba a superar sus miedos...y no sólo eso, sino que iba a dormir sólo, sin necesidad de llanto, de abandono, de luchas. Aquí está la muestra de que sus datos cientificos, basados en ratas, no funcionan. Mi hijo es uno más en la estadistica, de que respetando sus ritmos, todo se consigue. Igual que hacemos cuando dejan de tomar teta, toman su primer puré, o le quitamos el pañal...cuando a ellos les viene biena ellos, no a nosotros.

Como dice el peque..."no soy un hijo, soy una persona" y que razón tiene.



3 comentarios:

  1. Jo, que momentos, verdad? Enhorabuena a los dos, a ti por respetar sus procesos y a él por dar el paso a dormir solo. Sí, yo también conjuro en la metodología Stivill y mi hijo también forma parte de esos que aprenden a dormir sin lloros, cuando es su momentos. Nosotros hemos vivido lo mismo hace muy poquito, pasó de dormir siempre y siempre con el pecho de mamá a dormir solo, sin cuentos, ni nada. Un beso de buenas noches, un abrazo, un te quiero, hasta mañana y a dormir.

    ResponderEliminar
  2. Ole que campeón, que grande!!!, ole por vosotros por respetar siempre sus ritmos, por no dejaros presionar por una parte de la sociedad..

    Que envidia que le guste la bici, Eric pasa olimpicamente de todo lo que tiene ruedas, triciclo, bici sin ruedas, con ruedasd....

    ResponderEliminar

Me encantaría saber que piensas, deja tu comentario!